Año Nuevo, Tarifas (de USCIS) Nuevas

USCISEl 23 de diciembre de 2016 entraron en vigor nuevas tarifas que aumentan el precio de muchos de los trámites que realiza el U.S. Citizenship and Immigration Services (USCIS), tal y como se anticipaba hace unos meses.

 

Los aumentos en algunos casos, como el de la naturalización, son modestos: el pago de derechos para el formulario N-400 pasó de $595 a $640, un incremento de apenas el 8%.

 

En otros, sin embargo, el cambio es significativo, como sucede con la mayoría de los waivers o exenciones (I-212, I-601 e I-601A, entre otros), cuya tarifa aumentó casi en un 60%, al pasar de $585 a $930.

 

El cambio también afectará a los DREAMers que solicitan DACA, pues aunque el formulario de solicitud de acción diferida (I-821D) no tenía ni tiene costo alguno, quienes buscan la medida temporal deben por fuerza solicitar permiso de trabajo (I-765), que pasó de $380 a $410, y además pagar la cuota para toma de datos biométricos–que por cierto no aumentó, conservándose en $85-. Así, mientras antes del 23 de diciembre de 2016 un DREAMer pagaba $465 para pedir DACA, hoy tiene que pagar $495.

 

Acompaño tabla con las tarifas vigentes para algunos de los trámites más frecuentes:

 

Trámite Precio
I-130 + Ajuste de Estatus
I-130 535
I-485 1225
TOTAL 1760
   
I-130 + Proceso Consular  
I-130 535
DS-260 230
Aff’t of Support Fee 88
TOTAL 853
   
I-130 + Provisional Waiver + Proceso Consular  
I-130 535
I-601A 930
BiomFee 85
DS-260 230
AOS Fee 88
TOTAL 1868
   
DACA  
I-821D 0
I-765 410
BiomFee 85
TOTAL 495
   
Naturalización  
N-400 640
Biom Fee 85
TOTAL 725

 

Como sucede, no queda otro recurso al usuario más que pagar más, salvo que se solicite la exención del pago de tarifas (I-912), convenciendo al gobierno que el trámite buscado califica para la medida, y que el solicitante tiene imposibilidad económica de pagar. Como siempre, su otorgamiento es discrecional. Pero para la mayoría de las personas, la opción está únicamente entre pagar más, o no hacer el trámite deseado.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Acción Diferida, Ajuste de estatus, DREAMers, I-601 waiver, USCIS

USCIS Anuncia Intención de Aumentar Tarifas

U.S. Citizenship and Immigration Services (USCIS), la agencia del Departamento de Seguridad del Interior (DHS, por sus siglas en inglés) encargada de los trámites y procesos de migración legal y ciudadanía de los Estados Unidos, publicó el día de hoy en el Federal Register (el Federal Register es el diario del gobierno federal en donde anuncia todos los avisos legales, similar al Diario Oficial mexicano o salvadoreño), su propuesta de incremento al pago de derechos de sus usuarios por trámites que van desde peticiones de copia de récords genealógicos, pasando por el ajuste de estatus hasta la naturalización de extranjeros como ciudadanos estadunidenses.

El anuncio abre un período de esta fecha hasta el 7 de julio en el que el público puede enviar comentarios, aunque la posibilidad de que éstos logren evitar el aumento es muy reducida. El gobierno está siguiendo los pasos que le dicta la ley que regula el proceso administrativo, pero es prácticamente un hecho cantado el que dentro de unos meses pagaremos más a USCIS por los trámites descritos en la propuesta.

¿Qué significa lo que viene? En promedio, las tarifas aumentarán en un 27%. Acompaño una tabla que describe los costos actuales por trámite, las nuevas tarifas propuestas, la cantidad en dólares del incremento, y el porcentaje del aumento:

050416_1725_1.png

 

En el recuadro resalto con amarillo los trámites más frecuentemente solicitados por mis clientes. Recordemos que varios de ellos requieren también el pago de $ 85 para la toma de datos biométricos, así que esta última cantidad debe de agregarse a la nueva tarifa propuesta. Destaco alguno de ellos:

 

Tabla USCIS

Como recomendación, si usted o uno de los suyos tiene pensado iniciar un trámite con USCIS, y el tipo de proceso sufrirá un aumento, comience en cuanto pueda con él, preferentemente dentro de los próximos cuatro meses, para pagar las tarifas actuales y no verse afectado por las que se vienen. Especialmente si requiere solicitar un Certificado de Ciudadanía (forma N-600), pues sufrirá un incremento del 95%.



Deja un comentario

Archivado bajo USCIS

Finalmente, llegó la Acción Ejecutiva sobre Derecho Migratorio

El Presidente Obama afinando el discurso en el que anunciaría diferentes medidas ejecutivas en materia migratoria

Buenas noticias en el mundo del Derecho migratorio. No son definitivas, pero sí positivas.

 

El 20 de noviembre de 2014 el Presidente Barak Obama anunció varias acciones ejecutivas para mejorar el sistema migratorio del país. Destacamos las que impactarán positivamente a un mayor número de migrantes. Para mayor información, consulte directamente la página web del United States Citizen and Immigration Services (por sus siglas en inglés, USCIS), disponible en http://www.uscis.gov/es/accionmigratoria.

 

Lo más importante de las medidas anunciadas son dos iniciativas de acción diferida, una nueva y otra ampliada, que de manera combinada podrían beneficiar a hasta 4.9 millones de personas.

 

Es importante destacar que USCIS todavía no está recibiendo solicitudes para estos dos programas. La publicación de las reglas definitivas y su implementación demorará algunos meses. Por lo mismo, no es tiempo de contratar a abogados para estos trámites.

 

La acción diferida es una promesa gubernamental de no remover o deportar del país a ciertos individuos extranjeros que se encuentran dentro de los Estados Unidos en violación a las leyes migratorias de este país, siempre y cuando cumplieran con características definidas. Aunque la medida no concede un estatus legal válido a los beneficiados, sí permite, en la mayoría de los casos, solicitar y obtener permiso de trabajo.

 

Un nuevo programa, llamado Acción Diferida para Padres de Familia (en inglés, Deferred Action for Parental Accountability (DAPA)). El DAPA permitirá a quienes cumplan con los siguientes requisitos:

  1. Ser padre o madre de ciudadano estadounidense o residente permanente,
  2. Haber residido continuamente en el país por lo menos desde el 1º de enero de 2010,
  3. Haber estado presentes en los Estados Unidos el día 20 de noviembre de 2014,
  4. Carecer de estatus migratorio válido y
  5. No ser considerados una prioridad de control migratorio. Quedan excluidos del programa quienes sean:
    1. Sospechosos de terrorismo, espionaje o quienes sean un peligro a la seguridad nacional; convictos por felonías y delitos de pandillas criminales; personas detenidas en fronteras y puertos de entrada.
    2. Convictos por 3 o más delitos menores.
    3. Convictos por 1 o más delitos menores significativos (violencia doméstica, abuso y explotación sexuales, allanamiento de morada (burglary), posesión o uso ilegales de arma de fuego, distribución o tráfico de narcóticos, conducción bajo los efectos del alcohol o estupefacientes (DWI o DUI), o de cualquier delito menor que hubiese ameritado más de 90 días de encarcelamiento).
    4. Extranjeros detenidos dentro del país después de haber ingresado ilegalmente después del 1º de enero de 2014.
    5. Personas que han abusado de los programas de visa o de exención de visa.

 

USCIS estima estar listo para recibir solicitudes dentro de los siguientes 180 días (aproximadamente en junio de 2015) al anuncio del programa.

 

 

Por otra parte, se expandió el exitoso programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (en inglés, Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA)).

  1. Se elimina el límite de edad máxima (beneficiará a quienes nacieron antes del 15 de junio de 1981).
  2. La fecha en la que tienen que haber entrado se reducirá: 1º de enero de 2010 (en vez del 15 de junio de 2007, como está actualmente)
  • El permiso de trabajo se concederá por 3 años (y no 2), incluyendo aplicaciones pendientes.

 

La expansión del programa deberá de estar lista en 90 días (aproximadamente en febrero de 2015) posteriores a la fecha del anuncio de la medida.

 

 

Las medidas de acción ejecutiva también tendrá efecto sobre las procedimientos de remoción pendientes ante los tribunales migratorios (se revisarán los casos abiertos con jueces de migración para quienes aparenten calificar para las nuevas medidas de acción diferida, y esos casos se cerrarán), las Exenciones Provisionales (I-601A waivers) (la exención provisional se expandirá para permitir que lo busquen cónyuges e hijos de residentes permanentes, así como hijos de ciudadanos estadounidenses; la definición de dificultad extrema (extreme hardship) será expandida y clarificada), y el programa de Comunidades Seguras (será descontinuado; los holds de ICE serán la excepción), entre otros.

 

 

Si cree que usted o algún conocido califican para alguna de las medidas administrativas anunciadas por el presidente, comience desde ahora a hacer lo siguiente:

  • Ahorre dinero para pagarle al gobierno cuando solicite su admisión,
  • Recopile pruebas que demuestren la presencia en el país al menos desde el 1º de enero de 2014,
  • Si es aplicable, consiga copia de actas de nacimiento de hijos y cónyuge ciudadano americano o residente permanente, así como acta de matrimonio con cónyuge ciudadano americano o residente permanente, según sea el caso,
  • Asegúrese de tener una forma de identificación. Es probable que el gobierno decida aceptar identificaciones vencidas, y
  • Si tiene algún récord criminal o migratorio, solicite copia de dichos procedimientos,

 

Finalmente, protéjase contra fraudes. Especialmente en las fechas siguientes al anuncio de la medida, no faltará quien intente aprovecharse y hacerse de su dinero. Esté atento a las noticias que se generen en la televisión, radio y prensa. Infórmese en sus consulados. Cuando llegue el momento de tramitar su inscripción en alguno de los programas anunciados, consulte con un abogado o abogada de confianza.

 

Como nota personal, Estados Unidos sigue necesitando una reforma migratoria integral, emanada del Congreso, que proteja a todos o casi todos de los 11 millones de personas que se estima carecen de estatus migratorio válido; estas medidas de acción diferida son bienvenidas por sus beneficiarios, pero sigue siendo asignatura pendiente que representantes y senadores trabajen para presentar al presidente una reforma aceptable y justa.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Renovación de Acción Diferida (DACA)

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (U.S. Citizenship and Immigration Services, o USCIS por sus siglas en inglés) anunció el día 9 de abril de 2014 cambios sobre el proceso de renovación de la acción diferida para los chavos y chavas que ya cuentan con la medida, y que está próxima a vencer.

Como lo compartimos hace ya casi dos años, el gobierno federal de los Estados Unidos que ciertos jóvenes, calificarían para la suspensión de procedimientos de remoción (deportación)—si estuvieran sujetos a un procedimiento ante un juez de migración—o para que no se iniciaran dichos procedimientos en su contra. Además, prometió concederles autorización de trabajo.

Al anunciarse la medida en 2012, muchas voces expresaron escepticismo e incluso desconfianza hacia el gobierno; hoy podemos ver que éste cumplió su palabra, y las vidas de miles y miles de jóvenes y sus familias se han visto afectadas positivamente por la acción diferida.

La protección de acción diferida se ofreció por dos años, sujeto a renovación. Los primeros casos se comenzaron a resolver en octubre de 2012; a partir de los últimos meses de este 2014 se cumplirá ya el bienio.

¿Cómo Renovar?

Quienes ya cuentan con la acción diferida concedida por USCIS, deberán de aguardar por el formulario renovado I-821D, tal y como lo pidió USCIS en su comunicación del día de ayer. Se espera que este nuevo formulario esté listo para finales del mes de mayo de 2014.

Es importante mencionar la excepción a esta nueva regla: un número reducido de chavos extranjeros recibieron acción diferida no por parte de USCIS, sino por parte del Immigration and Customs Enforcement (ICE, por sus siglas en inglés). Quien sea beneficiario de acción diferida concedida por ICE, y no por USCIS, no necesitan aguardar por el nuevo formulario I-821D, y pueden desde ahora, si así lo deciden, solicitar otros dos años de acción diferida ante USCIS, utilizando los formularios actuales.

¿Cuándo Renovar? 

Primeramente, es importante decir que si bien no es obligatorio solicitar la extensión de acción diferida, sí es ampliamente conveniente el hacerlo. Es altamente recomendable no quedarse sin la protección de la acción diferida y el beneficio de contar con permiso de trabajo.

USCIS recomienda que se solicite la renovación aproximadamente 120 días antes del vencimiento de la acción diferida y del permiso de trabajo.

Por el momento esta es la información que tenemos para compartir. En la medida en que se generen noticias los actualizaremos. Felicidades a quienes ya tiene acción diferida y tendrán que renovarla; a quienes califiquen y nunca la hayan solicitado, sigan el ejemplo de miles y miles de jóvenes y pídanla desde ahora.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Y la Reforma Migratoria, Apá?

Y la Reforma Migratoria Integral, ¿para cuándo?

El gobierno de Estados Unidos y los políticos de este país publicitan la mejor cara de sus obras de gobierno y acciones. Pero permanece un pendiente por más de dos décadas; un pendiente que afecta a millones de norteamericanos y extranjeros: ¿Y la Reforma Migratoria, Apá? La paráfrasis la hacemos de la frase célebre del ingenioso comercial de televisión que quedó grabado en el gusto del público mexicano. En el anuncio, un padre viaja en su pick–up marca Cheyenne (la versión mexicana de la Chevrolet Silverado) con su hijo de 9 años por el rancho familiar.

Después se bajan de la camioneta, y el padre le dice a su hijo, señalando en el horizonte las tierras familiares: “mijo, algún día todo esto será suyo”. El hijo, más ilusionado con la camioneta que con cualquier otra cosa, le pregunta: “¿y la Cheyenne, apá”. El padre, también aferrado a su camioneta, se limita a repetir lo dicho: “mijo: algún día todo esto será suyo”. El hijo ve una vez más a la Cheyenne, pregunta una vez más por ella sin recibir respuesta, y ya no dice más.

“¿Y la Cheyenne, apá?” aplica cuando nos ofrecen algo bueno, pero no nos dan lo que realmente queremos o necesitamos. Por eso, hoy le podemos decir al Congreso y al Presidente: gracias por las buenas noticias, pero, ¿Y la Reforma Migratoria, Apá?

Los políticos pueden darnos las buenas noticias que quieran: la economía está mejorando, el Congreso puede reautorizar la Ley de Violencia contra las Mujeres (VAWA, por sus siglas en inglés). Pero como el niño del anuncio de la Cheyenne les decimos: ¿Y la Reforma Migratoria, Apá?

Para que suceda la reforma migratoria, se requiere que el Congreso vote a favor del cambio, y que el presidente Obama esté de acuerdo con la propuesta del Congreso. Deben de hacerlo, pues la reforma migratoria no únicamente beneficiará a extranjeros que carecen de un estatus legal válido: ayudará también quizás a más ciudadanos americanos que a quienes no son ciudadanos de este país. Me explico: los hijos y nietos estadounidenses de ese hermano salvadoreño que no tiene permiso para radicar en Estados Unidos; los sobrinos y el esposo americanos de esa mexicana que ingresó pero no salió. La sociedad en su conjunto. El mismo gobierno, por los ingresos extras que tendría con los trámites de legalización, y los impuestos que cobraría.

Senadores de ambos partidos políticos principales dieron señales hace dos semanas de estar dispuestos a trabajar por una reforma migratoria que permita a muchos de los 11 millones de migrantes que carecen de estatus legal el regularizar su situación.

El camino en la cámara de representantes podría ser más difícil que el del senado. La semana pasada se dieron los primeros signos de interés de algunos miembros republicanos de dicha cámara, pero también a marcar sus diferencias sobre la reforma migratoria. Algunos proponen un punto intermedio entre no tener estatus y la residencia permanente, conocida coloquialmente como green card. Otros se oponen; otros la apoyan.

El proceso legislativo, este proceso a través del cual se crean las leyes, es muy complicado, lleno de negociaciones, cálculos y consideraciones. En los próximos meses seremos testigos de cómo se desarrolla este tema. Esperemos que los legisladores de ambos partidos estén a la altura de las circunstancias, y aprueben la reforma migratoria.

Como lo hemos dicho antes, para los que no conocemos bien a bien todo lo que sucede a puertas cerradas, nos aguarda esperar, y tener esperanza. Muchas señales nos dicen que parece ser que esta vez sí va en serio; que es la mejor oportunidad en muchos años de lograr la tan necesitada reforma. Nos enteraremos pronto.

En orden cronológico, primero necesitamos que se apruebe la reforma, e inmediatamente después, estudiarla para conocer sus detalles. Porque si aprueban la reforma, no sabemos qué tan completa será. En otras palabras, tendremos que esperarnos a que aprueben la nueva ley, y leerla para saber si protegerá a:

  • Personas que ya han sido removidas o deportadas de EE.UU.
  • Personas con delitos menores
  • Personas que tienen poco tiempo en el país

Esperemos que el Congreso le dé a Estados Unidos y a quienes aquí vivimos, la Cheyenne, y no una bicicleta vieja.

¿Qué podemos hacer desde ahora, con independencia de que en los próximos meses pase una reforma migratoria?

  1. Ahorremos en serio. Sabemos que las reformas migratorias que permiten regularizar el estatus de los extranjeros cuestan, y que normalmente incluyen el pago de una multa, y en ocasiones el pago de impuestos cuando no se ha cumplido con la obligación tributaria. Necesitaremos dinero para el trámite. Desde ya, guarden semana a semana, mes a mes, la cantidad que puedan para cuando llegue la reforma. ¿Y si no sucede este año? El ahorro debe de continuar.
  2.  Si son ciudadanos americanos, llamen a las oficinas de suscongresistas -tanto representantes como senadores-, y pídanles que aprueben la reforma migratoria. A los demócratas, y a los republicanos. Pídanle la Cheyenne, pues.
  3.  Sigamos portándonos bien. Todos los que no somos ciudadanos americanos podemos ser obligados a abandonar el país. Eso aplica para quienes tienen estatus legal válido, y para quienes carecen de él. La invitación a portarse bien es más importante para quienes no tienen estatus válido, pues en la medida en la que cumplan con todas las reglas, las posibilidades de continuar en este país serán mayores.
  4.  Estemos atentos a las noticias de los medios de comunicación cuando sí pase la reforma. Y buscar asesoría con profesionales. Si llega la reforma, no se dejen engañar por vivales que busquen hacen su agosto, engañando a la gente. Mucho cuidado. Esto incluye la invitación a no utilizar a notarios públicos de Estados Unidos para hacer un trámite migratorio para el cual no están autorizados.

 

Twitter:    @ignaciopintoesq
                #YLaReformaMigratoriaApá

 

Deja un comentario

Archivado bajo Barak Obama, Congreso de los Estados Unidos, Reforma Migratoria

Pruebas Requeridas para Solicitar la Acción Diferida por DREAMers

Pruebas Requeridas para Solicitar la Acción Diferida por DREAMers[1]

Por Ignacio Pinto–Leon[2]

Los DREAMers[3] que soliciten acción diferida por parte del gobierno deberán de demostrar que califican para la medida. Las siguientes pruebas serán adecuadas para tal fin (por favor marque con una ‘x’ el documento o documentos que acompaña):

I.                 Para probar la identidad de la persona que solicita la acción diferida:

ð       Pasaporte, cédula de identidad o matrícula consular expedida por el gobierno del país de origen del solicitante, siempre y cuando contenga nombre y fotografía.

ð       Acta o partida de nacimiento acompañado con identificación fotográfica.

ð       Cualquier documento expedido por el gobierno de Estados Unidos que incluya nombre y fotografía: permisos de trabajo, visas vencidas, licencias de conducir, tarjetas de identificación (ID card), etc.

ð       Credencial escolar (school ID) con fotografía.

II.               Para probar que ingresó a los Estados Unidos antes de cumplir 16 años de edad:

ð       Si entró legalmente, copia del pasaporte en donde se muestre la fotografía del cliente y el sello con fecha de ingreso a los Estados Unidos.

ð       Si entró legalmente y cuenta con él, copia del formato I-94+I-95/I-94W Récord de Entrada/Salida (Arrival/Departure Record).

ð       Cualquier documento expedido por el INS (Immigration and Naturalization Service) o DHS (Department of Homeland Security), tales como la forma I-862 Notice to Appear.

ð       Documentos de viaje, tales como boletos de avión o camión que incluya fecha de ingreso a Estados Unidos.

ð       Récords escolares (transcripts, report cards, etc.) de las escuelas a las que haya asistido en los Estados Unidos, en donde se incluya el nombre de la escuela y los períodos en los que asistió a clases.

ð       Anuarios o yearbooks de escuelas públicas o privadas en donde se observe año, fotografía y nombre del cliente.

ð       Expedientes médicos o de hospitales (medical records or hospital records) en donde se describan tratamientos u hospitalizaciones, en donde se incluya el nombre del hospital o médico que lo atendió, así como las fechas de tratamiento u hospitalización.

ð       Certificados expedidos por iglesias o religiones de Estados Unidos en donde confirmen la participación de usted en ceremonias o ritos religiosos, tales como bautizo, primera comunión o boda.

ð       Contratos de renta de departamento celebrado por sus papás, en donde se incluya el nombre del cliente como menor de edad habitante del inmueble.

ð       Cualquier otro documento que piense que puede beneficiarle.

III.              Para probar que al día 15 de junio de 2012 se encontraba sin estatus migratorio válido para estar en los Estados Unidos:

ð       Si entró legalmente y cuenta con él, copia del formato I-94+I-95/I-94W Récord de Entrada/Salida (Arrival/Departure Record) en donde se observe el día en que venció la autorización de estancia en Estados Unidos.

ð       Si la tuviera, copia de orden de exclusión, deportación o remoción expedida antes del 15 de junio de 2012.

ð       Cualquier documento expedido por el INS (Immigration and Naturalization Service) o DHS (Department of Homeland Security), tales como la forma I-862 Notice to Appear.

ð       Cualquier otro documento que piense que puede demostrar que al 15 de junio de 2012 usted no contaba con un estatus legal válido en términos de la ley migratoria estadounidense.

IV.             Para probar que al día 15 de junio de 2012 usted se encontraba dentro de los Estados Unidos:

ð       Recibos de renta o talonarios de servicios (gas, electricidad, teléfono, etc.), recibos o cartas de compañías dirigidas al solicitante y que contengan las fechas en las que se recibió el servicio.

ð       Expedientes de empleo (talonarios de pago, formularios W-2, copia de pago de impuestos, tax returns, cartas del empleador,[4] o en caso de trabajar de manera independiente, cartas de bancos y empresas con las que ha llevado a cabo negocios, etc.)

ð       Récords escolares (transcripts, report cards, etc.) de las escuelas a las que haya asistido en los Estados Unidos, en donde se incluya el nombre de la escuela y los períodos en los que asistió a clases.

ð       Anuarios o yearbooks de escuelas públicas o privadas en donde se observe año, fotografía y nombre del cliente.

ð       Expedientes médicos o de hospitales (medical records or hospital records) en donde se describan tratamientos u hospitalizaciones, en donde se incluya el nombre del hospital o médico que lo atendió, así como las fechas de tratamiento u hospitalización.

ð       Certificados expedidos por iglesias o religiones de Estados Unidos en donde confirmen la participación de usted en ceremonias o ritos religiosos, tales como bautizo, primera comunión o boda.

ð       Copias de recibos de giros postales por remesas de dinero enviados en o fuera del país.

ð       Actas de nacimiento de hijos de DREAMers nacidos en los Estados Unidos.

ð       Recibos bancarios de transacciones hechas por el DREAMer.

ð       Cartas recibidas o enviadas por el DREAMer.

ð       Documentos de vehículos automotores (títulos, verificaciones vehiculares); hipotecas, contratos de renta, contratos, recibos, pólizas de seguro o cualquier otro documento en donde aparezca el nombre del DREAMer, el lugar en donde se realizó, y la fecha.

ð       Cualquier otro documento que piense que puede demostrar que al 15 de junio de 2012 usted se encontraba dentro de los Estados Unidos.

V.               Para probar que está asistiendo a la escuela (es estudiante), se ha graduado del bachillerato (high school), o posee un Certificado de Educación General (GED, por sus siglas en inglés):

ð       Récords escolares (transcripts, report cards, etc.) de las escuelas a las que haya asistido en los Estados Unidos, en donde se incluya el nombre de la escuela, los períodos en los que asistió a clases y el grado escolar concluido.

ð       Diploma de bachillerato (high school diploma) expedido por una institución escolar estadounidense.

ð       En su caso, el Certificado de Educación General (GED, por sus siglas en inglés).

ð       Cualquier otro documento relevante.

VI.             Para probar que ha residido continuamente en los Estados Unidos por lo menos desde el 15 de junio de 2007:

ð       Recibos de renta o talonarios de servicios (gas, electricidad, teléfono, etc.), recibos o cartas de compañías dirigidas al solicitante y que contengan las fechas en las que se recibió el servicio.

ð       Expedientes de empleo (talonarios de pago, formularios W-2, copia de pago de impuestos, tax returns, cartas del empleador,[5] o en caso de trabajar de manera independiente, cartas de bancos y empresas con las que ha llevado a cabo negocios, etc.)

ð       Récords escolares (transcripts, report cards, etc.) de las escuelas a las que haya asistido en los Estados Unidos, en donde se incluya el nombre de la escuela y los períodos en los que asistió a clases.

ð       Anuarios o yearbooks de escuelas públicas o privadas en donde se observe año, fotografía y nombre del cliente.

ð       Expedientes médicos o de hospitales (medical records or hospital records) en donde se describan tratamientos u hospitalizaciones, en donde se incluya el nombre del hospital o médico que lo atendió, así como las fechas de tratamiento u hospitalización.

ð       Certificados expedidos por iglesias o religiones de Estados Unidos en donde confirmen la participación de usted en ceremonias o ritos religiosos, tales como bautizo, primera comunión o boda.

ð       Copias de recibos de giros postales por remesas de dinero enviados en o fuera del país.

ð       Actas de nacimiento de hijos de DREAMers nacidos en los Estados Unidos.

ð       Recibos bancarios de transacciones hechas por el DREAMer.

ð       Cartas recibidas o enviadas por el DREAMer.

ð       Documentos de vehículos automotores (títulos, verificaciones vehiculares); hipotecas, contratos de renta, contratos, recibos, pólizas de seguro o cualquier otro documento en donde aparezca el nombre del DREAMer, el lugar en donde se realizó, y la fecha.

ð       Cualquier otro documento que piense que puede demostrar que al 15 de junio de 2012 usted se encontraba dentro de los Estados Unidos.

VII.            Para demostrar que merece la concesión de la acción diferida:[6]

ð       Carta de presentación (cover  letter), en donde se exprese con palabras sencillas por qué se merece que le concedan la acción diferida, así como los méritos y logros que lo distinguen.

ð       Currículum vítae o resume.

ð       Una o dos cartas de recomendación, preferentemente de quien no sea pariente.


[1] La lista de pruebas sugeridas fue tomada principalmente de la página del U.S. Citizenship and Immigration Services, disponible en http://tinyurl.com/PruebasDREAMers.

[2] Ignacio Pinto–Leon es un abogado autorizado para el ejercicio del Derecho en México, en Nueva York y en los tribunales federales del sur de Tejas. Es el principal en Pinto–Leon Law Firm, PC en Houston, TX.

[3] El 15 de junio de 2012 el gobierno del Presidente Barak Obama anunció que concedería acción diferida —una promesa de no remover o deportar del país a ciertos individuos— a jóvenes extranjeros que se encuentran dentro de los Estados Unidos en violación a las leyes migratorias de este país, siempre y cuando cumplieran con características definidas. Aunque la medida no concede un estatus legal válido a los beneficiados, sí permite, en la mayoría de los casos, solicitar y obtener permiso de trabajo. La medida comenzó a implementarse el 15 de agosto de 2012. Consulte la página http://tinyurl.com/AccionDiferidaparaDREAMers para mayor información.

[4] Las cartas del empleador o patrón deberán de contener el nombre de la empresa para que trabaja, el nombre del DREAMer y fechas relevantes. También incluirán la dirección del DREAMer cuando trabajó para la empresa que otorga la carta, períodos exactos de empleo y desempleo, y descripción de las actividades desarrolladas por el DREAMer para el empleador o patrón. Las cartas deberán estar firmadas por el patrón e incluir los datos de contacto de la persona responsable.

[5] Ver nota al pie número 3, supra.

[6] Aunque no es un requisito legal, es recomendable explicarle al gobierno por qué el candidato requirente es merecedor de la medida discrecional de acción diferida.

Deja un comentario

Archivado bajo Acción Diferida, DREAMers

El Gobierno de Estados Unidos Ofrece no Deportar a Ciertos Jóvenes Extranjeros con Situación Migratoria Irregular en el País

Por fin tenemos buenas noticias por compartir: justo unos días después de que la revista TIME publicó en su portada la historia de muchos DREAMers, el gobierno de los Estados Unidos, a través del Departamento de Seguridad del Interior (Department of Homeland Security, DHS) anunció el 15 de junio de 2012 que de manera inmediata comenzará a considerar si ciertos jóvenes que entraron en los Estados Unidos siendo pequeños, que no representan un riesgo para la seguridad nacional ni para la seguridad pública y que cumplan con varios requisitos, califican para que se suspendan sus procedimientos de remoción (deportación)—si estuvieran sujetos a un procedimiento ante un juez de migración—o para que no se inicien dichos procedimientos en su contra.

El articulo de la revista TIME fue escrito por José Antonio Vargas, un periodista joven y valiente que carece de estatus migratorio válido para vivir en los Estados Unidos.

La medida anunciada por el gobierno estadounidense no conferirá un estatus migratorio a quienes se beneficien con ella, pero es una buena nueva para el país, en especial para la comunidad de inmigrantes, que dará oportunidad a muchos jóvenes para vivir sin temor de ser deportados, y de poder trabajar legalmente.

Quienes demuestren que cumplen con los requisitos serán elegibles para recibir acción diferida (deferred action) por un período de dos años, sujeto a renovación, y serán además elegibles para solicitar autorización de empleo—si demuestran tener necesidad económica.

Los requisitos para ser elegibles para el ejercicio de la acción diferida, de acuerdo al anuncio del viernes 15 de junio son:

  1. Haber entrado a los Estados Unidos siendo menor de dieciséis años de edad;
  2. Haber residido ininterrumpidamente en los Estados Unidos al menos desde el día 15 de junio de 2007;
  3. No haber sido sentenciado por un delito mayor (felony) o delito menor (misdemeanor) significativo o varios delitos menores, o
  4. No tener más de 30 años de edad al día 15 de junio de 2012
  5. Encontrarse dentro de una de las siguientes categorías:
  • Ser estudiante;
  • Haberse graduado del bachillerato (high school)
  • Contar con un certificado de desarrollo educacional (general evaluation development, GED), o
  • Ser un veterano retirado honorablemente de la Guardia Costera o las Fuerzas Armadas de Estados Unidos

Se espera que el gobierno de Estados Unidos comience a implementar la medida en los próximos 60 días. Antes de ese tiempo proporcionarán más información.

¿Qué se puede hacer desde ahora?

Los posibles beneficiados con esta medida pueden hacer lo siguiente, desde ahora:

  • Si desean asesoría legal, busquen a un abogado autorizado o a alguna organización comunitaria. No pidan ayuda a un notario público que no sea abogado. Los notarios públicos que no son abogados no pueden dar asesoría jurídica.
  • Obtengan el récord escolar, para demostrar que se es estudiante, se graduó del bachillerato, u obtuvo el certificado de desarrollo educacional (GED).
  • Recaben pruebas de haber entrado a los Estados Unidos antes de los 16 años, y que se ha vivido en el país cuando menos desde hace 5 años.
  • Si la persona ha sido arrestada o le han presentado cargos criminales, es importante que solicite copia de su expediente con la policía, y en su caso, con la corte en donde se llevó su caso.

Aunque la medida anunciada no conferirá un estatus migratorio a quienes se beneficien de ella, sí ofrece varias ventajas evidentes:

  • Aquellos candidatos que se encuentren en procedimientos de remoción (deportación), lograrán que los mismos se terminen. En muchos casos, los procedimientos de remoción culminan con una orden de salida del extranjero.
  • Quienes no se encuentren en procedimientos de remoción (deportación) con un juez de migración y obtengan acción diferida (deferred action), no vivirán con el temor de ser detenidos por la policía y remitido con las autoridades migratorias.
  • Ambos grupos de beneficiados con la nueva regla podrán solicitar un documento de autorización de empleo (employment authorization card), si se puede demostrar necesidad económica. Además de eliminar el riesgo de ser detenidos, puestos a disposición de las autoridades migratorias y en muchos casos de un juez de migración, quienes reciban acción diferida podrán en muchos casos laborar legalmente.
  • Una ventaja indirecta para quienes obtengan este permiso de trabajo, será que contarán con una identificación oficial expedida por el gobierno de Estados Unidos, válida y aceptada en cualquier lugar.

Para obtener más información sobre el anuncio, visite el siguiente enlace: http://www.dhs.gov/files/enforcement/proceso-de-accion-diferida.shtm.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized