Archivo de la categoría: TPS

Conservar la Calma (Más Allá del Derecho Migratorio)

¿Qué puede hacer un ser humano que carece de estatus migratorio válido en este país, pero que también tiene una familia a la cual sacar adelante? ¿Cómo conciliar esta realidad cotidiana de ser miembros productivos de la sociedad, con las noticias que se perciben agresivas contra este grupo?

Un amigo de hace muchos años me lo pregunta. Percibo la inquietud por la situación, y el amor que le tiene a su familia. Este documento va hasta California, esperando responder.
Por mi trabajo, escucho las preocupaciones de gente buena, extranjeros sin estatus migratorio válido, quienes viven por un lado con angustia la falta de soluciones por parte del Derecho migratorio, y por el otro, el claro endurecimiento de la aproximación del gobierno federal actual frente al fenómeno.
No solamente no escuchamos buenas noticias en el franco migratorio con la frecuencia que necesitamos: el tono que grita la administración federal se siente como un ataque.
El poder ejecutivo ha apretado en todos los ámbitos que ha podido, particularmente a los migrantes latinos:
  1. El año pasado, el gobierno del presidente Trump terminó con DACA (aunque un juez federal suspendió la orden del presidente, por lo que al día de hoy se puede solicitar la renovación de la medida protectora).
  2. En enero, la administración Trump terminó la designación de El Salvador y Nicaragua para la protección de TPS. Días antes había extendido por 6 meses únicamente la designación de Honduras, y se teme que termine suspendiéndolo también para los ciudadanos de ese país.
  3. Desde las primeras semanas de su toma de posesión, el gobierno de Trump aclaró que prácticamente todas las personas extranjeras sin estatus válido podrían ser removidas del país – apartándose de las políticas establecidas por el presidente Obama, en donde un porcentaje bajo de la población migrante sin documentos podría ser considerada prioridad de remoción.
  4. Un tema que debería de ser sencillo, como la regularización definitiva de los DACAs y DREAMers (el 70% de los estadounidenses apoya que permanezcan el en país) se ha convertido en un juego de ping-pong en el Congreso federal, siendo los chavos y chavas migrantes tristemente la pelota que envían de un lado para otro los políticos.
  5. Hace unos días el gobierno anunció una nueva forma de programar las citas de los casos de asilo afirmativo, con el declarado propósito de evitar que los solicitantes accedan a un permiso de trabajo, y poder enviarlos más rápidamente con un juez de migración en caso de no encontrar meritorios sus casos.
  6. El debate migratorio, que debería tener fundamento en la conveniencia económica para el país de regularizar a cerca de 11 millones de seres humanos, se polariza en temas que dan la impresión de estar motivados por xenofobia y desconfianza.

¿Qué hacer, entonces?

Lo que le recomiendo a la gente que no tiene estatus migratorio válido, es que sigan viviendo sin pensar mucho en el problema, dando gracias a Dios por cada día que termina. (En realidad tendríamos que hacer lo mismo todos, con o sin documentos.)
Es cierto: por definición, quien está en esta situación carece de certeza. No tiene asegurado algo que de otra manera damos por supuesto: el llegar a casa después del trabajo para estar con los suyos.
Pero también cierto es que durante el tiempo que han estado en este país, día a día trabajan duro; cotidianamente ponen pan en su mesa y en la de su familia, honradamente ganado con el sudor de su frente; de lunes a domingo, dan amor a sus familias. Y aportan a esta sociedad y economía con su esfuerzo.
Eso no cambia.
Lo otro, el debate migratorio, se resolverá de una manera u otra.
(Saludos hasta California.)
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Acción Diferida, Ajuste de estatus, Asylum, Congreso de los Estados Unidos, Consejos Prácticos, Donald Trump, DREAMers, Reforma Migratoria, Remoción de extranjeros, TPS, Uncategorized

ACTUALIZADO. La Buena, La Extraña y La Mala: Derecho Migratorio en lo que Va de la Semana

Actualización: el 13 de enero, USCIS anunció que reanuda la recepción de solicitudes de renovación de DACA, en cumplimiento de la orden del juez descrita en la notica extraña descrita líneas abajo.

Si pueden, si califican, RENUEVEN SU DACA.


Nuestra área, el Derecho migratorio de los EE. UU., ha estado en ebullición en los últimos días: comparto con ustedes tres noticias: una buena, una extraña, y una mala.

  1. Comencemos con la mala:la administración federal anunció el fin del programa TPS para salvadoreños. Le hemos seguido la pista al tema desde las últimas semanas, pero finalmente el lunes 8 de enero el gobierno dijo que lo terminaba a partir del 9 de septiembre de 2019. Será un trágico 9/9/19. Dentro de lo malo, los y las salvadoreñas que cuentan con TPS podrán renovarlo una vez más. Estaremos pendientes de ese anuncio.

Terminar el TPS para salvadoreños es malo en varios niveles:

  • Coloca a quienes lo pierdan en la misma situación precaria en la que se encuentran otros 11 o 12 millones de seres humanos extranjeros sin estatus migratorio válido. Perderían sus permisos de trabajo, y la tranquilidad de saber que no serán removidos del país
  • Obliga a El Salvador a absorber en el mercado laboral a quienes se repatríen
  • Bajaría una fuente importante de ingresos para el país centroamericano: las remesas enviadas por los y las salvadoreñas, las cuales probablemente disminuirían.
  1. Ahora la extraña: un juez federal en California, en una demanda presentada por la Universidad de California y otros contra el gobierno de Donald Trump, ordenó al presidente que continúe con el programa DACA, al menos para renovaciones. (Quienes nunca han tenido DACA siguen sin poder inscribirse.) La orden del juez, que puede ser apelada por el gobierno, aplica en todo el país; sin embargo, lo recomendable es esperar a que USCIS publique instrucciones para hacerlo.
  1. Finalmente la (potencialmente) buena: el presidente Trump se reunió ayer con legisladores republicanos y demócratas el día martes 9 de enero, en donde les pidió que aprobaran una ley para proteger definitivamente a los DREMers, como primer paso para seguirse con una reforma migratoria integral. Incluso le llamó “la iniciativa del amor”, por lo generosa que esperaría que fuera con los DREAMers, quienes se han quedado sin DACA precisamente por la decisión presidencial de terminar el programa. En potencia es bueno: ya nos enteraremos si Dios obra milagros en los corazones de los políticos.

¿Qué impacto tendrán estas noticias, particularmente la extraña? Lo sabremos pronto. De entrada, los invito a que mañana jueves 11 de enero escuchen el programa que conduzco, Migrantes con María, por Radio María; charlaremos sobre ello.

Deja un comentario

Archivado bajo Acción Diferida, DREAMers, Reforma Migratoria, TPS, Trump