Archivo de la categoría: DREAMers

ACTUALIZADO. La Buena, La Extraña y La Mala: Derecho Migratorio en lo que Va de la Semana

Actualización: el 13 de enero, USCIS anunció que reanuda la recepción de solicitudes de renovación de DACA, en cumplimiento de la orden del juez descrita en la notica extraña descrita líneas abajo.

Si pueden, si califican, RENUEVEN SU DACA.


Nuestra área, el Derecho migratorio de los EE. UU., ha estado en ebullición en los últimos días: comparto con ustedes tres noticias: una buena, una extraña, y una mala.

  1. Comencemos con la mala:la administración federal anunció el fin del programa TPS para salvadoreños. Le hemos seguido la pista al tema desde las últimas semanas, pero finalmente el lunes 8 de enero el gobierno dijo que lo terminaba a partir del 9 de septiembre de 2019. Será un trágico 9/9/19. Dentro de lo malo, los y las salvadoreñas que cuentan con TPS podrán renovarlo una vez más. Estaremos pendientes de ese anuncio.

Terminar el TPS para salvadoreños es malo en varios niveles:

  • Coloca a quienes lo pierdan en la misma situación precaria en la que se encuentran otros 11 o 12 millones de seres humanos extranjeros sin estatus migratorio válido. Perderían sus permisos de trabajo, y la tranquilidad de saber que no serán removidos del país
  • Obliga a El Salvador a absorber en el mercado laboral a quienes se repatríen
  • Bajaría una fuente importante de ingresos para el país centroamericano: las remesas enviadas por los y las salvadoreñas, las cuales probablemente disminuirían.
  1. Ahora la extraña: un juez federal en California, en una demanda presentada por la Universidad de California y otros contra el gobierno de Donald Trump, ordenó al presidente que continúe con el programa DACA, al menos para renovaciones. (Quienes nunca han tenido DACA siguen sin poder inscribirse.) La orden del juez, que puede ser apelada por el gobierno, aplica en todo el país; sin embargo, lo recomendable es esperar a que USCIS publique instrucciones para hacerlo.
  1. Finalmente la (potencialmente) buena: el presidente Trump se reunió ayer con legisladores republicanos y demócratas el día martes 9 de enero, en donde les pidió que aprobaran una ley para proteger definitivamente a los DREMers, como primer paso para seguirse con una reforma migratoria integral. Incluso le llamó “la iniciativa del amor”, por lo generosa que esperaría que fuera con los DREAMers, quienes se han quedado sin DACA precisamente por la decisión presidencial de terminar el programa. En potencia es bueno: ya nos enteraremos si Dios obra milagros en los corazones de los políticos.

¿Qué impacto tendrán estas noticias, particularmente la extraña? Lo sabremos pronto. De entrada, los invito a que mañana jueves 11 de enero escuchen el programa que conduzco, Migrantes con María, por Radio María; charlaremos sobre ello.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Acción Diferida, DREAMers, Reforma Migratoria, TPS, Trump

Fin de DACA: Día Aciago

1

El martes 5 de septiembre de 2017 queda marcado como día aciago. El presidente Trump terminó el programa DACA. Su decisión es cruel, innecesaria y poco valienteSe espera ahora que el Congreso de los Estados Unidos logre votar una ley que proteja a los DREAMers en menos de seis meses -algo que no la logrado hacer en varios años.

 

La medida es cruelporque deja en la zozobra a casi 800,000 seres humanos que han demostrado su buen comportamiento, y que llegaron a este país cuando eran muy pequeños, no por decisión propia, sino de sus padres.

Es innecesaria, porque nada en avanza la seguridad nacional o el bienestar colectivo con la aniquilación de la esperanza de un mejor futuro para los DREAMers. Pocos grupos como los beneficiarios de DACA han pasado por tantas revisiones biométricas y de antecedentes penales. Es precisamente su buen comportamiento lo que los habilita para gozar de la medida ejecutiva.

Es poco valiente, porque a diferencia de otros presidentes, que asumían el costo y consecuencias de sus decisiones impopulares, Trump busca culpar en Twitter y en la información que fue filtrando al Congreso, indicando que da un período de gracia de seis meses para que el órgano legislativo apruebe una ley para los DREAMers; el partido republicano se ha opuesto invariablemente a la aprobación de dicha ley, y nada hace suponer que ahora sería diferente. Hace unas semanas, Trump propuso cambiar, cual si fueran mercancía, el futuro de los chavos y chavas con DACA a cambio de que los legisladores demócratas aprobaran el financiamiento del muro fronterizo estéril que se empecina en construir. Eso, además de inmoral, es inhumano.

DACA terminará gradualmente en un período de 6 meses:

  • USCIS tramitará normalmente las peticiones de DACA (casos nuevos y renovaciones) que se hayan enviado antes del 5 de septiembre de 2017
  • Rechazará peticiones nuevas enviadas después del 5 de septiembre
  • (Tramitará todas las peticiones de DACA que estén pendientes)
  • Aceptará peticiones de renovación de DACA si se cumplen dos condiciones:
    • Que la renovación se solicite antes del 5 de octubre de 2017
    • Que el período de DACA expire a más tardar el 5 de marzo de 2018
  • No aceptará peticiones de renovación de DACA si el vencimiento del período actual es después del 5 de marzo de 2017, o la renovación se pide después del 5 de octubre de 2017
  • No cancelará ninguna acción diferida ni permiso de trabajo
  • No aprobará ninguna petición de permiso de viaje (advanced parole)
  • Cancelará administrativamente cualquier petición de permiso de viaje (advanced parole) que se encuentre pendiente

 

Para quienes califiquen para la renovación, por favor háganlo pronto: el 5 de octubre es el último día que recibirán solicitudes.

Para quienes no podrán renovar o acceder por primera vez a DACA, continuen estudiando y trabajando, luchando por su futuro. Pedimos a Dios que algo bueno venga para ustedes, y también para los otros aproximadamente 10 millones de seres humanos que viven en Estados Unidos sin contar con estatus migratorio válido.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Acción Diferida, DREAMers, Reforma Migratoria, Trump

Año Nuevo, Tarifas (de USCIS) Nuevas

USCISEl 23 de diciembre de 2016 entraron en vigor nuevas tarifas que aumentan el precio de muchos de los trámites que realiza el U.S. Citizenship and Immigration Services (USCIS), tal y como se anticipaba hace unos meses.

 

Los aumentos en algunos casos, como el de la naturalización, son modestos: el pago de derechos para el formulario N-400 pasó de $595 a $640, un incremento de apenas el 8%.

 

En otros, sin embargo, el cambio es significativo, como sucede con la mayoría de los waivers o exenciones (I-212, I-601 e I-601A, entre otros), cuya tarifa aumentó casi en un 60%, al pasar de $585 a $930.

 

El cambio también afectará a los DREAMers que solicitan DACA, pues aunque el formulario de solicitud de acción diferida (I-821D) no tenía ni tiene costo alguno, quienes buscan la medida temporal deben por fuerza solicitar permiso de trabajo (I-765), que pasó de $380 a $410, y además pagar la cuota para toma de datos biométricos–que por cierto no aumentó, conservándose en $85-. Así, mientras antes del 23 de diciembre de 2016 un DREAMer pagaba $465 para pedir DACA, hoy tiene que pagar $495.

 

Acompaño tabla con las tarifas vigentes para algunos de los trámites más frecuentes:

 

Trámite Precio
I-130 + Ajuste de Estatus
I-130 535
I-485 1225
TOTAL 1760
   
I-130 + Proceso Consular  
I-130 535
DS-260 230
Aff’t of Support Fee 88
TOTAL 853
   
I-130 + Provisional Waiver + Proceso Consular  
I-130 535
I-601A 930
BiomFee 85
DS-260 230
AOS Fee 88
TOTAL 1868
   
DACA  
I-821D 0
I-765 410
BiomFee 85
TOTAL 495
   
Naturalización  
N-400 640
Biom Fee 85
TOTAL 725

 

Como sucede, no queda otro recurso al usuario más que pagar más, salvo que se solicite la exención del pago de tarifas (I-912), convenciendo al gobierno que el trámite buscado califica para la medida, y que el solicitante tiene imposibilidad económica de pagar. Como siempre, su otorgamiento es discrecional. Pero para la mayoría de las personas, la opción está únicamente entre pagar más, o no hacer el trámite deseado.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Acción Diferida, Ajuste de estatus, DREAMers, I-601 waiver, USCIS

Pruebas Requeridas para Solicitar la Acción Diferida por DREAMers

Pruebas Requeridas para Solicitar la Acción Diferida por DREAMers[1]

Por Ignacio Pinto–Leon[2]

Los DREAMers[3] que soliciten acción diferida por parte del gobierno deberán de demostrar que califican para la medida. Las siguientes pruebas serán adecuadas para tal fin (por favor marque con una ‘x’ el documento o documentos que acompaña):

I.                 Para probar la identidad de la persona que solicita la acción diferida:

ð       Pasaporte, cédula de identidad o matrícula consular expedida por el gobierno del país de origen del solicitante, siempre y cuando contenga nombre y fotografía.

ð       Acta o partida de nacimiento acompañado con identificación fotográfica.

ð       Cualquier documento expedido por el gobierno de Estados Unidos que incluya nombre y fotografía: permisos de trabajo, visas vencidas, licencias de conducir, tarjetas de identificación (ID card), etc.

ð       Credencial escolar (school ID) con fotografía.

II.               Para probar que ingresó a los Estados Unidos antes de cumplir 16 años de edad:

ð       Si entró legalmente, copia del pasaporte en donde se muestre la fotografía del cliente y el sello con fecha de ingreso a los Estados Unidos.

ð       Si entró legalmente y cuenta con él, copia del formato I-94+I-95/I-94W Récord de Entrada/Salida (Arrival/Departure Record).

ð       Cualquier documento expedido por el INS (Immigration and Naturalization Service) o DHS (Department of Homeland Security), tales como la forma I-862 Notice to Appear.

ð       Documentos de viaje, tales como boletos de avión o camión que incluya fecha de ingreso a Estados Unidos.

ð       Récords escolares (transcripts, report cards, etc.) de las escuelas a las que haya asistido en los Estados Unidos, en donde se incluya el nombre de la escuela y los períodos en los que asistió a clases.

ð       Anuarios o yearbooks de escuelas públicas o privadas en donde se observe año, fotografía y nombre del cliente.

ð       Expedientes médicos o de hospitales (medical records or hospital records) en donde se describan tratamientos u hospitalizaciones, en donde se incluya el nombre del hospital o médico que lo atendió, así como las fechas de tratamiento u hospitalización.

ð       Certificados expedidos por iglesias o religiones de Estados Unidos en donde confirmen la participación de usted en ceremonias o ritos religiosos, tales como bautizo, primera comunión o boda.

ð       Contratos de renta de departamento celebrado por sus papás, en donde se incluya el nombre del cliente como menor de edad habitante del inmueble.

ð       Cualquier otro documento que piense que puede beneficiarle.

III.              Para probar que al día 15 de junio de 2012 se encontraba sin estatus migratorio válido para estar en los Estados Unidos:

ð       Si entró legalmente y cuenta con él, copia del formato I-94+I-95/I-94W Récord de Entrada/Salida (Arrival/Departure Record) en donde se observe el día en que venció la autorización de estancia en Estados Unidos.

ð       Si la tuviera, copia de orden de exclusión, deportación o remoción expedida antes del 15 de junio de 2012.

ð       Cualquier documento expedido por el INS (Immigration and Naturalization Service) o DHS (Department of Homeland Security), tales como la forma I-862 Notice to Appear.

ð       Cualquier otro documento que piense que puede demostrar que al 15 de junio de 2012 usted no contaba con un estatus legal válido en términos de la ley migratoria estadounidense.

IV.             Para probar que al día 15 de junio de 2012 usted se encontraba dentro de los Estados Unidos:

ð       Recibos de renta o talonarios de servicios (gas, electricidad, teléfono, etc.), recibos o cartas de compañías dirigidas al solicitante y que contengan las fechas en las que se recibió el servicio.

ð       Expedientes de empleo (talonarios de pago, formularios W-2, copia de pago de impuestos, tax returns, cartas del empleador,[4] o en caso de trabajar de manera independiente, cartas de bancos y empresas con las que ha llevado a cabo negocios, etc.)

ð       Récords escolares (transcripts, report cards, etc.) de las escuelas a las que haya asistido en los Estados Unidos, en donde se incluya el nombre de la escuela y los períodos en los que asistió a clases.

ð       Anuarios o yearbooks de escuelas públicas o privadas en donde se observe año, fotografía y nombre del cliente.

ð       Expedientes médicos o de hospitales (medical records or hospital records) en donde se describan tratamientos u hospitalizaciones, en donde se incluya el nombre del hospital o médico que lo atendió, así como las fechas de tratamiento u hospitalización.

ð       Certificados expedidos por iglesias o religiones de Estados Unidos en donde confirmen la participación de usted en ceremonias o ritos religiosos, tales como bautizo, primera comunión o boda.

ð       Copias de recibos de giros postales por remesas de dinero enviados en o fuera del país.

ð       Actas de nacimiento de hijos de DREAMers nacidos en los Estados Unidos.

ð       Recibos bancarios de transacciones hechas por el DREAMer.

ð       Cartas recibidas o enviadas por el DREAMer.

ð       Documentos de vehículos automotores (títulos, verificaciones vehiculares); hipotecas, contratos de renta, contratos, recibos, pólizas de seguro o cualquier otro documento en donde aparezca el nombre del DREAMer, el lugar en donde se realizó, y la fecha.

ð       Cualquier otro documento que piense que puede demostrar que al 15 de junio de 2012 usted se encontraba dentro de los Estados Unidos.

V.               Para probar que está asistiendo a la escuela (es estudiante), se ha graduado del bachillerato (high school), o posee un Certificado de Educación General (GED, por sus siglas en inglés):

ð       Récords escolares (transcripts, report cards, etc.) de las escuelas a las que haya asistido en los Estados Unidos, en donde se incluya el nombre de la escuela, los períodos en los que asistió a clases y el grado escolar concluido.

ð       Diploma de bachillerato (high school diploma) expedido por una institución escolar estadounidense.

ð       En su caso, el Certificado de Educación General (GED, por sus siglas en inglés).

ð       Cualquier otro documento relevante.

VI.             Para probar que ha residido continuamente en los Estados Unidos por lo menos desde el 15 de junio de 2007:

ð       Recibos de renta o talonarios de servicios (gas, electricidad, teléfono, etc.), recibos o cartas de compañías dirigidas al solicitante y que contengan las fechas en las que se recibió el servicio.

ð       Expedientes de empleo (talonarios de pago, formularios W-2, copia de pago de impuestos, tax returns, cartas del empleador,[5] o en caso de trabajar de manera independiente, cartas de bancos y empresas con las que ha llevado a cabo negocios, etc.)

ð       Récords escolares (transcripts, report cards, etc.) de las escuelas a las que haya asistido en los Estados Unidos, en donde se incluya el nombre de la escuela y los períodos en los que asistió a clases.

ð       Anuarios o yearbooks de escuelas públicas o privadas en donde se observe año, fotografía y nombre del cliente.

ð       Expedientes médicos o de hospitales (medical records or hospital records) en donde se describan tratamientos u hospitalizaciones, en donde se incluya el nombre del hospital o médico que lo atendió, así como las fechas de tratamiento u hospitalización.

ð       Certificados expedidos por iglesias o religiones de Estados Unidos en donde confirmen la participación de usted en ceremonias o ritos religiosos, tales como bautizo, primera comunión o boda.

ð       Copias de recibos de giros postales por remesas de dinero enviados en o fuera del país.

ð       Actas de nacimiento de hijos de DREAMers nacidos en los Estados Unidos.

ð       Recibos bancarios de transacciones hechas por el DREAMer.

ð       Cartas recibidas o enviadas por el DREAMer.

ð       Documentos de vehículos automotores (títulos, verificaciones vehiculares); hipotecas, contratos de renta, contratos, recibos, pólizas de seguro o cualquier otro documento en donde aparezca el nombre del DREAMer, el lugar en donde se realizó, y la fecha.

ð       Cualquier otro documento que piense que puede demostrar que al 15 de junio de 2012 usted se encontraba dentro de los Estados Unidos.

VII.            Para demostrar que merece la concesión de la acción diferida:[6]

ð       Carta de presentación (cover  letter), en donde se exprese con palabras sencillas por qué se merece que le concedan la acción diferida, así como los méritos y logros que lo distinguen.

ð       Currículum vítae o resume.

ð       Una o dos cartas de recomendación, preferentemente de quien no sea pariente.


[1] La lista de pruebas sugeridas fue tomada principalmente de la página del U.S. Citizenship and Immigration Services, disponible en http://tinyurl.com/PruebasDREAMers.

[2] Ignacio Pinto–Leon es un abogado autorizado para el ejercicio del Derecho en México, en Nueva York y en los tribunales federales del sur de Tejas. Es el principal en Pinto–Leon Law Firm, PC en Houston, TX.

[3] El 15 de junio de 2012 el gobierno del Presidente Barak Obama anunció que concedería acción diferida —una promesa de no remover o deportar del país a ciertos individuos— a jóvenes extranjeros que se encuentran dentro de los Estados Unidos en violación a las leyes migratorias de este país, siempre y cuando cumplieran con características definidas. Aunque la medida no concede un estatus legal válido a los beneficiados, sí permite, en la mayoría de los casos, solicitar y obtener permiso de trabajo. La medida comenzó a implementarse el 15 de agosto de 2012. Consulte la página http://tinyurl.com/AccionDiferidaparaDREAMers para mayor información.

[4] Las cartas del empleador o patrón deberán de contener el nombre de la empresa para que trabaja, el nombre del DREAMer y fechas relevantes. También incluirán la dirección del DREAMer cuando trabajó para la empresa que otorga la carta, períodos exactos de empleo y desempleo, y descripción de las actividades desarrolladas por el DREAMer para el empleador o patrón. Las cartas deberán estar firmadas por el patrón e incluir los datos de contacto de la persona responsable.

[5] Ver nota al pie número 3, supra.

[6] Aunque no es un requisito legal, es recomendable explicarle al gobierno por qué el candidato requirente es merecedor de la medida discrecional de acción diferida.

Deja un comentario

Archivado bajo Acción Diferida, DREAMers